BIEN VENIDO A MI BLOG

El pueblo de FRIAS emerge y renace entre 4 grandes y poderosos "Apús”: Cahingará, Kachiriz, Huaminkas y Puñuño, fieles guardianes y testigos de aquella historia de este pujante pueblo; además son aquellos que desde las entrañas regalan el fruto bendito de la madre naturaleza, son ellos los que día a día observan como su gente humilde, trabajadora, inteligente y de gran trascendencia, se levanta en el devenir de la vida. El alma y el espíritu de un pueblo que por mucho tiempo vivió bajo los rezagos del latifundismo. Este rincón del alto Piura, reñidamente esconde innumerables tradiciones, costumbres, los mitos, creencias y supersticiones y que además son transmitidos en ese lenguaje sencillo y ameno de sus Cuentos y Leyendas, las mismas que alimentan la fuerza y el espíritu de esa gente del campo que cada día al amanecer visiona un nuevo mañana al final de cada jornada de trabajo.

Estimados amigos de Frías, Ayavaca, Piura, el Perú y de todo el mundo, aquí encontraras las más fantásticas historias y narraciones de un pueblo milenario e histórico, aquel que el tiempos inmemorables fueron llamados "Huaminkas", gente poderosa, amante al arte y a la lucha y que también fue noble y solidario como los trabajadores "Chincharas". Aquí trasmito a través de la literatura el alma de aquel pueblo que constantemente lucha por seguir adelante.



Frías : Paraiso del Alto Piura y Cuna del Idolillo de Oro

Frías : Paraiso del Alto Piura y Cuna del Idolillo de Oro
El Pueblo de Frías, Bajo los Encantos de La Bella Durmiente - Piura - Perú

sábado, 9 de enero de 2010

La Leyenda del Cerro Pilán

A principios de la conquista de los españoles, el gran Imperio del sol o Tahuantinsuyo empezó a declinar, con la captura del inca Atahualpa en Cajamarca. Por esta región pasaba una comisión de indios cargueros llevando parte de rescate que había ofrecido el último monarca a los españoles por su libertad, al encontrarse en un sitio denominado SILHU, hoy llamado Silahuá, se enteraron de la ejecución del inca, los mismos que decidieron enterrar el tesoro y así poder librarlo de la codicia de los españoles. Los fieles indígenas se dirigieron a la cumbre del cerro Pilan, Apu, como se le conoce en otra parte del Perú y que en sus entrañas guardan mucho misterio, ahí haciendo uso de practicas supersticiosas, enterraron el tesoro del que eran portadores, incluso cuentan que junto con el preciado metal también se enterraron ofreciendo sus vidas al magnifico cerro.
Sobre este acontecimiento se ha tejido una leyenda que ha sido trasmitida de generación en generación. La gente que mora por esos lares cuenta que el Pilán es un cerro encantado y misterioso. Este lugar defiende el encargo hecho por los incas o “gentiles” como se les conoce por la zona de nuestro distrito de Frías. En estos recónditos y solitarios lugares del cerro se escuchan fuertes estruendos subterráneos con inmensos quejidos lastimeros de aquellas almas y espíritus de las personas que ofrecieron su vida al “Apu”, Otros cuentan también que aparece un gran buitre de inmensas alas creando un pánico aterrador en las personas que se atreven a subir a la cumbre del cerro para tentar apoderarse del tesoro, Aquellos que lo hacen mueren a causa de incontenibles hemorragias, llegando a pagar con su vida la osadla y falta de respeto al cerro, fiel guardián de los inmensos tesoros de nuestros antepasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada